¡Feliz fin de semana familias!

Si os gustaron y fueron útiles los Tips para potenciar el aprendizaje en verano, esta semana os traemos una actividad para revivir y recordar cada uno de los momentos que paséis este verano. 🙂

El diario de verano

Esta es una actividad para todos los públicos. Dependiendo de la edad y capacidades de cada peque, podrán rellenarlo de formas distintas.

La base del diario de verano es la misma para todos:
Una libreta que tenga las tapas blancas o de un color uniforme.

El primer paso es “maquear” la libreta para que respire un aire veraniego y que nuestro peque la haga suya.
La podéis pintar, decorar con pegatinas, ponerle washi tape… ¡imaginación al poder! y escribid “Diario de verano 2017” y el nombre de su creador.
Es importante escribir el año en el que se hizo, ya que si lo cogemos como una costumbre cada verano, al final tendrá una bonita colección de recuerdos.

El segundo paso es… ¡llenarlo con las experiencias veraniegas!
Lo podemos llenar de muchísimas cosas que nos recuerden a actividades hechas durante el verano. Así podremos guardar un bonito recuerdo hecho a mano de las distintas actividades que se han hecho en verano: desde una servilleta de la heladería donde nos lo pasamos genial una tarde de sábado, a los billetes de tren o avión. Todos los recuerdos suman para acabar teniendo los recuerdos reunidos en un solo lugar.

Pero no solo se trata de pegar recuerdos… nuestro peque también podrá repasar y aplicar los conocimientos que han adquirido durante el curso. Ya que la mejor forma para consolidar un aprendizaje es poniéndolo en práctica.

Los más peques, pueden practicar escribiendo su nombre y el de cada miembro de la familia. Además, al lado de los recuerdos que vayamos enganchando a las páginas de la libreta pueden poner pegatinas que tengan relación con la actividad. Por ejemplo: si guardamos el billete de tren del día que fuimos a la playa, podéis jugar con él a poner pegatinas de elementos que puedes encontrar en la playa.

A los que ya dominan un poco más la escritura les podéis proponer que escriban la cosa que les gustó más de ese recuerdo que se guardan. De esa manera, cuando lo miren en otro momento recordarán por qué fue importante 🙂
Otra forma de motivarles es dándoles la responsabilidad de escribir una postal a los tíos o los abuelos.

Si queréis ejemplos de diarios de verano, a nosotros nos han encantado estos 3 posts 😉

De orugas y mariposas

Manualidades infantiles

Mi familia de viaje

Y para terminar os dejamos un enlace al maravilloso post de desmadreando, donde nos da muchas opciones para que nuestros peques aprendan a leer jugando.

¡Os deseamos un feliz fin de semana!