¡Hola familias!

¿Os imagináis que cada día os despertarais sin saber qué va a suceder los siguientes 10 minutos? ¿La siguiente hora? ¿Durante el día?
Con esta incertidumbre es cómo se pueden sentir los peques si no les enseñamos rutinas.

Las rutinas les dan sensación de seguridad y les ayudan a desarrollar su disciplina.

 

A todos nos da miedo lo desconocido. Pues para los niños y niñas durante los primeros años de edad todo es desconocido. Su cuerpo crece y cambia, los alimentos que comen, cambian, sus compañeros de clase también pueden cambiar, su maestra, las materias que estudian… Sabemos que no podemos evitar los cambios, pero podemos fomentarles una rutina en la que se sientan cómodos y así tengan confianza para superar los retos que se les plantean día a día.

Una rutina no tiene que coartar la libertad de los niños. Tiene que ayudarles a ser conscientes de las siguientes cosas que van a pasar, y así evitar frustraciones. Además, nos ayudan a las familias a gestionar las rabietas que a veces tienen cuándo no quieren hacer alguna cosa.
Por ejemplo: el momento de ir a dormir. Tu peque está jugando, pero es hora de ir a dormir… si has establecido una rutina, le podrás decir que es hora de ir a lavar los dientes, ir al baño, lavarse las manos y escuchar un cuento.
Con esta rutina estamos: avisando al peque para que cada paso no sea una sorpresa y un posible “no” por su parte. En la rutina hemos incorporado un elemento final de “premio”, sabe que para poder escuchar el cuento, antes tiene que hacer las otras tareas.

Las rutinas y patrones no solo son importantes en su vida familiar, también son muy importantes en la escuela y en su aprendizaje.

 

En myABCKit hemos creado nuestros juegos teniendo en cuenta la importancia de la rutina y los patrones en el desarrollo y aprendizaje de los peques.

 

Tenemos 3 puntos clave para conseguirlo:

AUTONOMÍA
Los peques eligen la temática con la que quieren jugar y aprender. Una vez han elegido la temática, acceden a unos juegos. Ellos mismos son los que eligen qué les apetece hacer, si formar palabras o sencillamente escucharlas, si clasificar palabras según sus fonemas, o si quieren formar frases. Al ser ellos mismos los que pueden saltar de una actividad a otra sin impedimentos, adquieren confianza y se familiarizan rápidamente con la app.

REFUERZO POSITIVO
En los juegos los niños no perciben la penalización por el error. Los peques juegan con las actividades y si se equivocan, no se les penaliza, sino que se les da más oportunidades para acertar. Si el error se repite muchas veces, se le indica la solución correcta. De esta manera no se frustran al encontrarse con dificultades y su confianza aumenta cuando consiguen completar el juego.

PATRONES DE JUEGO
Al jugar con myABCKit veréis que los juegos siempre siguen los mismos patrones. Arrastrar letras de arriba abajo, bajar palabras, escuchar sonidos, arrastrar fichas… Estas acciones que a los adultos nos pueden parecer muy repetitivas, son las que consiguen que el niño se sienta cómodo y confiado. Cuando el peque domina cómo funcionan, ya no tiene qué pensar qué debe hacer en el juego, sino que se concentra solamente en el aprendizaje, en escuchar los fonemas, completar con letras o palabras, clasificar fichas… Para ellos, cada temática nueva, es un reto donde aprenden vocabulario, fonemas o mejoran su comprensión lectora.

Como veis, gracias a los patrones podemos mejorar cómo los niños aprenden, dándoles un espacio en el que ellos son autónomos, se sienten seguros y fijan toda su atención a los nuevos conceptos que aprenden.

family

 

Si queréis más información sobre las rutinas y patrones podéis consultar los siguientes artículos:
Why Kids Need Routines
Family routines
Creating Routines for Love and Learning

Y si queréis ideas de materiales para crear rutinas… ¡aquí tenéis un montón!
Daily Routine Kids