“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”
Francesco Tonucci


El juego es fundamental para el desarrollo de los niños. Y en particular, el juego simbólico es muy necesario para comprender y asimilar el entorno que nos rodea.

Permite aprender y poner en práctica conocimientos sobre lo que está bien y lo que está mal, y sobre los roles establecidos en la sociedad. Es el juego de imitación a los adultos, de hacer como si fueran papás, mamás, médicos, peluqueros, mecánicos, pasteleros, etc.

El desarrollo del lenguaje va muy asociado a este tipo de juegos, pues los niños verbalizan continuamente mientras los realizan, tanto si están solos como si están acompañados. Favorecen también la imaginación y la creatividad.

Este tipo de juego comienza a observarse alrededor de los 2 años y conforme se va aumentando en edad, cada vez se va haciendo más complejo, más elaborado y con mayor cantidad de detalles.

Entre los 4 y 7 años el juego es protagonizado, también considerado como socio-dramático o de representación de papeles de acuerdo a las interacciones de los niños. Al principio se centra en la vida más próxima del niño/a (la familia, los animales, el colegio, la casa, las juguetes) y luego en otros entornos cercanos (las profesiones, los roles sociales), o en personajes de ficción.

Beneficios del juego simbólico:

1. Potencia la creatividad.
2. Fortalece el lenguaje y la capacidad de comunicación.
3. Fortalece las habilidades sociales y el trabajo en equipo.
4. Promueve el desarrollo de la capacidad de análisis y la resolución de problemas.


El juego de representación de roles y los estereotipos

La familia, la escuela, el entorno social y los medios de comunicación son los principales espacios donde se aprenden los estereotipos de género. Esto no es más que el prejuicio generalizado acerca de atributos, características o funciones sociales que los hombres y mujeres deberían poseer o desempeñar.

Las niñas y los niños imitan las conductas que observan a su alrededor y asumen sus roles. Como adultos, somos el espejo que tienen los más pequeños para construir su idea de la realidad, y para desarrollar así, sus habilidades de socialización, por lo que tenemos una gran responsabilidad.

Debemos mostrar nuevos modelos de relación que permitan a los niños y niñas desarrollarse fuera de los estereotipos y roles tradicionales de género, que no hacen más que limitar sus capacidades.



Los juguetes y materiales de juego acompañan la experiencia lúdica y favorecen el desarrollo cognitivo de los niños, así que debemos procurar que estén libres de estereotipos para que los niños y las niñas cuenten con las mismas oportunidades para desarrollarse y con libertad para elegir.

En myABCKit tenemos un precioso pack de profesiones que hemos elaborado con mucho cariño, donde hemos querido potenciar que cada persona tiene la oportunidad de convertirse en lo que más desea.

astronauta

Las imágenes que ilustran cada frase muestran dibujos masculinos y femeninos, evitando los clichés para cada profesión: una intrépida policía, un amable enfermero, una valiente astronauta…

El pack de Profesiones lo encontraréis en nuestra app, myABCKit. La podéis descargar para iPhone, iPad y cualquier dispositivo Android.

Y a tu peque… ¿que le gustaría ser de mayor? ¿Veterinario?, ¿pastelera?, ¿profesor?, ¿médica?

¡Contádnoslo!