Minecraft, el videojuego de construcción, ha revolucionado la forma en la que los niños disfrutan de los videojuegos, y los padres se empiezan a preocupar de la posible adicción que les pueda crear.

El popular juego indie está siendo usado de muchas formas en las aulas (¡Profesores: Atentos!), de hecho la propia compañía, adquirida hace unos meses por Microsoft, promueve en su web la forma en la que se puede utilizar con fines educativos.

“Minecraft promueve la creatividad, la colaboración y la resolución de problemas en un entorno inmersivo donde el único límite es su imaginación.”

El juego, promueve la resolución de problemas que cada jugador debe resolver con el fin de ganar, y Minecraft tiene la habilidad intrínseca de reformar la forma en la que se está enseñando y aprendiendo una lengua.

Una de las cosas que más nos gusta de Minecraft es la pasión por el juego, que en la mayoría de casos, lleva a los niños a buscar y a pedir libros sobre cómo superar los retos en el videojuego.

Una prueba más de porqué el contenido que es significativo es la mejor forma de aprender. 🙂

¿Quieres que tu hijo lea mejor? ¡Déjale jugar a Minecraft!

Si queréis saber más sobre Minecraft, os recomendamos este post genial Minecraft: una interpretación y por supuesto, ¡que podáis usarlo!

¡Enseñarnos los mundos que habéis construido!

Etiquetas: ,